El mejillón

 

El mejillón ha sido uno de los primeros moluscos en ser cultivados o criados por el hombre con unos resultados sobresalientes. Este molusco tiene una capacidad de filtración enorme, pudiendo llegar a limpiar hasta 8 litros por hora, de ahí que los controles sanitarios son extremados, evitando que los viveros se encuentren cerca de vertederos o desagües. 

Una vez o dos al año su recolección está terminantemente prohibida, cuando las mareas traen unas algas rojas que contienen toxinas.
El mejillón es propio del Atlántico, y se encuentra adherido a las rocas en las costas de Europa y América.

Como alimento, ya sea fresco o en conserva, es una fuente proteica de excelente calidad, con valor nutritivo similar al de la merluza y la langosta. Es un alimento equilibrado, sano y dietético. Rico en proteínas, vitaminas y sales minerales, destaca por su alto contenido de vitamina B12, E y riboflavina. Tiene bajos niveles en colesterol y es muy rico en grasas omega-3, muy favorables para combatir los problemas cardiovasculares y la anemia.

Es un alimento completo e ideal para todo tipo de dietas, apto para regímenes bajos en calorías, con una aportación idónea para los jóvenes y en general para todas aquellas personas que desean una vida sana. Además su bajo nivel de colesterol facilita la coordinación ósea y muscular.
Son muy nutritivos y su sabor es excelente, a pesar de que se les considera de menor calidad gastronómica que otros moluscos bivalvos tales como las ostras o las almejas. Respecto a su composición nutricional, destaca su aporte de proteínas (10,8 g por 100 g de carne); aunque algo menor que el resto de moluscos y es un alimento especialmente rico en hierro (4,5 g por 100 gramos de carne).

Su sabor y sus grandes posibilidades culinarias son notables. Se pueden consumir cocidos al vapor con limón, en escabeche, con tomate o como ingrediente de ensaladas u otros platos. Frescos, evitaremos comer aquellos que una vez cocidos o cocinados no se hayan abierto, por estar posiblemente muertos y con toxinas. Se debe consumir rápidamente y no es conveniente guardarlos, sobre todo en verano.

Como siempre queremos ofrecer una serie recetas donde el mejillón se encuentra presente, como los mejillones tigre, los espaguetis con mejillones o los mejillones a la vinagreta.

Enlaces relacionados:
El mejillón
Reportajes anteriores

Puedes consultar los reportajes anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.

Desarrollado por Iniciativas Virtuales