Toma tomate

 

La mayoría del peso del tomate es agua, por eso tiene un valor energético bajo. Tan solo contiene 20 calorías por 100 gramos,  lo que le convierte en un gran aliado de dietas y regímenes y al igual que otras muchas verduras y frutas, es un antioxidante, rico en vitaminas y minerales que debe estar presente en una dieta sana y equilibrada. Destaca por su alto contenido en carótenos y por ser una fuente de fibra. Contiene minerales, como el potasio y el fósforo, y de vitaminas, como la C, E, provitamina A y vitaminas del grupo B, en especial B1 y niacina o B3.

 

 

Aunque actualmente podemos encontrar en nuestro mercado, tienda especializada o supermercado de confianza tomates durante todo el año, en general es durante los meses de verano cuando realmente se recolectan los de mayor calidad y con el máximo sabor. 

 

 

Es uno de los alimentos básicos en la dieta mediterránea. Permite la elaboración de un sinfín de platos, tanto en crudo, como para cocinar. La lógica asociada a su naturaleza nos indica que la opción cruda es ideal para la época del año de más calor, y la cocción más  para el invierno. Es muy difícil imaginar nuestra cocina, o nuestra dieta, sin tomates. Con la lechuga y la cebolla, integran la más popular de las ensaladas; prestan su color a los más conocidos gazpachos; hechos salsa, alegran pastas, verduras, huevos, mil platos; elevados a la líquida categoría de coulis o convertidos en compota es importante acompañamiento en la cocina creativa. Y untados sobre en un buen pan es un acompañamiento perfecto.

 

Casi todas las variedades de tomate son de color rojo, pero entre las más de 7500 variedades de tomate existentes en todo el mundo,  también los hay de color verde, amarillo, naranja, rosa, negro, marrón, blanco y morado

 

Como ya hemos dicho existen diversas variedades de tomate,  entre ellas cabe destacar:

 

 

Tomate en rama: Es dulce y aromático. Para aprovechar todas sus cualidades, es recomendable conservarlo con el ramillete entero

 

 

Tomate de la pera: Dulce y de mucha carnosidad. Ideal para hacerlos en conserva, rellenos. O para preparar un refrescante gazpacho.

 

 

Tomate Daniela: De forma esférica y muy jugoso. Ideal para rallar y para untar en el pan.

 

 

Tomate Kumato: Es un tomate único en apariencia y sabor, fruto de la mezcla de diferente variedades, con una textura crujiente y firme aunque este maduro. Su sabor es muy dulce debido a su alto contenido en fructosa

 

 

Tomate Raf: De sabor dulce gracias a su perfecta combinación entre su azúcar y el ácido  lo hace delicioso para comer crudo con sal y aceite de oliva virgen y para acompañar salazones.

 

 

 

Tomate canario: Rojo brillante y redondo, de sabor agridulce y de gran consistencia, es el tomate estándar por excelencia y se presta para todos los usos culinarios, tanto en crudo como cocinado.

 

 

Tomate de ensalada: De sabor dulce con un punto de acidez que resalta su sabor. Madura de dentro hacia afuera y se puede consumir tanto maduro, como verdoso.

 

Tomate corazón de buey: Es un tomate de ensalada, grueso e irregular, con un suave y sutil sabor frutado, sin apenas acidez. Es recogido a mano, ya que la piel es muy fina y delicada, y se coloca en lugares bien ventilados.

 

Tomate cherry: Se distingue por su tamaño, su sabor es menos ácido y más dulce que el tomate tradicional. Aunque se consume generalmente crudo, puede también cocinarse. Es ideal para tomar como snack, o para brochetas y canapés.

 

Enlaces relacionados:
Toma tomate
Reportajes anteriores

Puedes consultar los reportajes anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.

Desarrollado por Iniciativas Virtuales