Origen del turrón

 

El turrón es un producto elaborado a base de almendras y azúcares y existen  varias teorías acerca de su origen.  

Se cree que en la antigua Grecia ya se alimentaba a los deportistas que participaban en los Juegos Olímpicos con una pasta compuesta por almendras y miel debido a su alto valor energético.  

Para algunos, el origen del turrón estaría en Barcelona. En la época del reinado de Felipe IV, las autoridades de la capital catalana organizaron un concurso en el que se quería encontrar un alimento que no se deteriorara rápidamente. El premio lo obtuvo un confitero llamado Turrons, que presentó unas obleas hechas con almendra y miel.

Pero el origen del turrón es árabe y data  del siglo XI. La repostería árabe es rica en productos elaborados con almendra y miel, y la primera referencia al “turun” se recoge en el tratado “De medicinis et cibis semplicibus”, escrito por un médico árabe. 

Este producto sería exportado por el Mediterráneo, especialmente a España e Italia, países en los que tendría una gran aceptación.

Un error muy común es vincular el origen del turrón a la localidad alicantina de Jijona. Si bien el turrón no tiene origen jijonenco tal y como evidencian distintos documentos, sí que es cierto que éstos comenzaron muy pronto a fabricar este delicioso dulce. Tal equivocación tiene su justificación, puesto que lo que sí es cierto es que en esta localidad se produjo una modificación del producto y se consiguió otra variedad de turrón, el que conocemos por turrón blando o turrón de Jijona y sobre el cual sí que puede esta ciudad reclamar su origen. Tampoco es menos cierto que en Alicante existe mucha tradición, puesto que es tierra de almendros y más concretamente de la variedad Marcona que es la ideal para este tipo de postre.

Hoy en día podemos disfrutar de infinidad de tipos de turrón, cada uno con su sabor y sus características propias… De chocolate, de almendras, duro, blando, de yema, de frutas, crocante, etc. Los turrones de Alicante son los más típicos de todos los españoles y cuentan con Denominación de origen y Consejo Regulador. Tanto estos como el turrón de Jijona mantienen un proceso de fabricación totalmente artesanal, disponiendo de la maquinaria más avanzada y las mejores materias.

Los turrones españoles gozan de prestigio internacional y nombre propio en todo el mundo, siendo uno de los productos nacionales más solicitados en el extranjero.


Enlaces relacionados:
Reportajes anteriores

Puedes consultar los reportajes anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.

Desarrollado por Iniciativas Virtuales