Cocina de aprovechamiento

 

No somos conscientes de la cantidad de comida que se desperdicia a diario, en un mundo plenamente industrial, nos llegamos a acostumbrar a comprar y tirar comida sin control y como decimos sin ser conscientes de ello.

De toda la vida en la cocina humilde siempre se han hecho rendir al máximo los ingredientes y los alimentos, esta actitud ha alimentado con éxito a muchas generaciones en las épocas más duras, pero en los años de abundancia y bienestar, se ha cocinado de espaldas a ella. Desde las verduras hasta las carnes, los avances económicos y gastronómicos nos han conducido por el terreno de la comodidad, de los productos ya limpios, cortados y fileteados, que se presentan en prácticas bolsas e impecables bandejas. Todo es práctico, rápido, limpio... y más caro.

Últimamente está de moda en restaurantes de alta cocina una nueva técnica, denominada Trash Cooking. Pero en realidad, esta técnica de nueva no tiene nada, su origen se remite tanto al pasado que ya nuestros abuelos y bisabuelos la ponían diariamente en práctica en sus cocinas.  El Trash Cooking consiste en utilizar como ingredientes los alimentos que sobran de la preparación de otros platos, e incluso aprovechar también esas partes de los alimentos que suelen ir directamente al cubo de la basura porque se consideran desperdicios. Por ejemplo; El calabacín, unas veces se utiliza pelado y otras sin pelar. Pero cuanto lo cocinamos pelado, tiramos la peladura. Bien limpia, cortada en tiras, y salteada con un poco de ajo, la peladura del calabacín es perfecta para acompañar un plato de carne o pescado.

Este aprovechamiento del cien por cien de los alimentos que se llevaba a cabo en los hogares españoles hace décadas, es una nueva tendencia en el mundo gastronómico practicada ya por grandes chefs del panorama internacional y seguida por innumerables restaurantes.

Así pues el trash cooking no nos coge por sorpresa. Como diría Ferran Adriá: Si para componer un menú solo somos capaces de utilizar productos de élite, la cocina está muerta. 

Si preguntamos a mujeres de edad avanzada seguro que pueden decirnos alguna receta elaborada con sobras, o ¿cómo creéis que nacieron las croquetas? Pues simplemente a alguien, en tiempos muy remotos, se le ocurrió la idea de mezclar bechamel con las sobras de la cena y sumergirlo en aceite hirviendo.

En todas las cocinas deberíamos retomar esta tendencia tan antigua y tan de actualidad en estos días y cambiar algunas costumbres adoptadas por comodidad.

Con un poco de imaginación podemos reinventar un plato nuevo, de manera que nos resultará más atractivo terminarnos esas sobras. Nadie se dará cuenta de que ya lo comieron el día anterior, no habrá protestas y tú le darás un respiro al bolsillo con poco esfuerzo.

Por ejemplo:

Con sobras de carne podemos hacer unos canelones, tropezones para ensaladas o una tortilla.

Con sobras de pescado, se puede hacer unas albóndigas o unas hamburguesas de pescado y también una tortilla.

Las sobras de verduras las podemos convertir en un puré, o rehogarlas con unos taquitos de jamón.

Los arroces, si son secos como el arroz al horno, o la paella, se pueden congelar y consumir otro día.

La pasta, como los macarrones al horno, o la fideuá, también la podemos congelar. Con los macarrones cocidos y los espaguetis podemos hacer una frittata (tortilla) plato típico italiano.

Si no sabemos qué hacer con las sobras, o pensamos que no las vamos a “tunear” en un corto espacio de tiempo, la mejor opción es congelarla cuanto antes en porciones pequeñas.

Y tener en cuenta que el aprovechamiento no empieza cuando sobra comida, el aprovechamiento comienza al hacer la compra. Muchas veces, por no guardar el turno en un mostrador, vamos a las vitrinas de productos en bandeja y así terminamos antes, pero no nos damos cuenta que aparte de comprar más comida de la que necesitamos, estamos pagando también el embalaje.

A continuación y como es habitual te relacionamos algunos platos de aprovechamiento seleccionados de nuestro recetario.


Enlaces relacionados:
Reportajes anteriores

Puedes consultar los reportajes anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.

Desarrollado por Iniciativas Virtuales