Salmorejo ligero

 
Para aligerar el salmorejo, utilice menos pan; para ello pele los tomates, córtelos por la mitad, colóquelos boca abajo y déjelos un buen rato para que pierdan el líquido. Haga el salmorejo de la forma habitual, disminuyendo la cantidad de pan. Al estar los tomates menos líquido, necesitará menos pan para conseguir la consistencia adecuada.
Trucos de cocina anteriores

Puedes consultar los Trucos de cocina anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.

Desarrollado por Iniciativas Virtuales