Comer fuera de casa
Bien sea por la lejanía del puesto de trabajo, o bien sea por el horario laboral, son muchas las personas que se ven obligadas a comer fuera de casa. Ir todos los días a un restaurante puede resultar costoso. Aparte del motivo económico, seguramente comeremos más de lo debido, o sucumbiremos ante los postres tentadores que nos ofrecen… lo que puede traducirse en kilos de más y en un perjuicio para nuestra salud.  Los alimentos que se comercializan listos para calentar y comer son prácticos, rápidos, variados y muy recurrentes… pero no son los más recomendables para...
Mas...

Desarrollado por Iniciativas Virtuales