La canela

 

La canela se extrae de la corteza de un árbol originario de Sri Lanka (Cinnamomum zeilanicum nees) Esta planta pertenece a la familia de las lauráceas. 

Según Heródoto crecía en lugares inaccesibles y protegidos por seres alados más o menos fantásticos. En los siglos XVI y XVII la canela es la única mercancía que los marineros pueden traer libremente de Oriente.

Calma el dolor de estómago, en especial cuando se trata de ciertas afecciones intestinales que provocan diarrea. Hace sudar abundantemente por lo que se recomienda para bajar la fiebre y aliviar los catarros.

Es una de las especias conocidas desde más antiguo. Sirve de puente entre los sabores agrio (ácido) y dulce, y entre el amor y el desamor (se considera afrodisíaca). En la antigua Arabia, sólo los sacerdotes podían utilizarla para sus ofrendas religiosas: el primer manojo se ofrecía al sol y el segundo se empleaba para encender el fuego donde se ofrecerían sacrificios a los dioses.

Para los judíos era una de las tres especias sagradas, que se empleaban en el Tabernáculo. Después de la conquista holandesa de Ceilán, los portugueses la introducen en Brasil y en África y de esta forma se extiende su empleo en todo el mundo.

Se puede usar en rajas o molida en polvo. Presenta un olor a madera delicado e intenso. El sabor es bien definido, fragante y cálido. La canela, como otras especias, es estimulante y antiséptica y actúa sobre el aparato digestivo.

En la cocina se emplea fundamentalmente en postres y acompañando a frutas en los rellenos de carnes y aves. Indicada tanto para platos dulces como salados, es especialmente buena en los platos de arroz, en compotas de frutas, postres de chocolate, bizcochos y bebidas, con el pan especiado, en pudines, el strüdel austriaco y el arroz con leche. Las bebidas calientes como el chocolate y el café están deliciosas con canela.

También se utiliza para aromatizar licores, en jabones, perfumes y dentífricos. Para refrescar el aliento de forma eficaz se puede mascar una barrita de canela.

Queremos ofreceros una serie de platos elaborados con canela que junto con la pimienta son las especias por excelencia, como el Apfelstrudel, el arroz con leche, las galletas, las berenjenas a la marroquí o las peras al vino.

Enlaces relacionados:
Canela
Reportajes anteriores

Puedes consultar los reportajes anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.

Desarrollado por Iniciativas Virtuales